Garganta de los Montes - El Mondalindo
Longitud 9,91 Km
Descripción
A Garganta de los Montes se accede por la A1, la salida 69 hacia M-604/Lozoya/Rascafría. En la rotonda, toma la primera salida e incorpórate a M-604 en dirección Rascafría, trascurridos 6 km en la intersección, toma la salida de la izquierda en dirección M-969. Se encuentra a 82 km de Madrid. En transporte público, el nº 194 de Continental Auto desde Plaza de Castilla. Tel. de Continental Auto: 91 314 57 55. Es la más larga y dura de las propuestas. A sus casi 12 kilómetros de trazado, hay que sumar un fuerte desnivel de unos 700 metros y el hecho de que hay que volver, pues es lineal. A pesar de ello es la ruta que ofrece las mejores panorámicas sobre el Valle del Lozoya y la Sierra de la Cabrera, al otro lado del Mondalindo. Comienza frente a la Iglesia de San Pedro. Subimos por las calles Mayor y Cruces para salir del pueblo. Al culminar la cuesta tomamos el camino asfaltado que sale a nuestra derecha. Tras pasar frente a un parque infantil, La Casona del Valle, el polideportivo y la piscina municipal, cruzamos un paso canadiense (final del tramo con asfalto). Recorridos 1.400 m llegaremos a las inmediaciones de la Ermita de Nª Sra. de los Prados. En este punto debemos tomar el camino que sale a la izquierda y sube hacia el pinar. Ascendemos y tras pasar una barrera, hacemos dos curvas pronunciadas para salvar un fuerte desnivel. En la curva que se abre hacia Garganta podemos salirnos unos metros del camino para llegar al Mirador de los Helechares. El camino continúa subiendo recto unos 400 m hasta llegar a una barrera y un cruce de caminos. Tomamos el de la derecha por una pista sube de forma constante y hace varias zetas para salvar 325 metros de desnivel en unos 5 Km., ignorando los caminos y vías de saca de madera. En la primera zeta encontramos un pilón y un depósito de agua. Tendremos que superar seis curvas cerradas en el pinar para ganar la parte cimera de esta ruta. Al cruzar el arroyo Rejalata (cuarta curva desde el pilón) hay que hacer el giro a la derecha y no coger la pista que sale a nuestra izquierda. Al poco se abre un cortafuegos que permite admirar el paisaje que se abre entre el pinar. En apenas un kilómetro el camino enlaza con otra pista junto a una fuente. Debemos seguir hacia la izquierda por un cómodo tramo. Recorridos unos 800 m desde el cruce, debemos subir el repecho más duro de la ruta por el camino que sale a nuestra derecha y que asciende por la línea de máxima pendiente hacia la cuerda. Al llegar a la zona más alta debemos girar a la derecha y seguir por el camino. Los pinos han dejado de ser dominantes y son los matorrales pegados al suelo los que ganan protagonismo. Encontramos las primeras instalaciones de antenas y repetidores, algunas deterioradas por la dureza del clima y la fuerza del viento, que retuercen gruesos elementos metálicos. Durante 1,5 Km. el camino es evidente y bien marcado, hasta llegar a las últimas antenas. A partir de ahí el camino se pierde y durante otro kilómetro y medio debemos seguir los restos de valla por la cuerda. Al llegar al Mondalindo los paisajes que se abren ante nuestros ojos merecen el esfuerzo empleado.
Puntos de interés
Inicio de ruta
Inicio de ruta
Fin de ruta
Fin de ruta