Garganta de los Montes - Camino de la Ermita
Longitud 4,89 Km
Descripción
A Garganta de los Montes se accede por la A1, la salida 69 hacia M-604/Lozoya/Rascafría. En la rotonda, toma la primera salida e incorpórate a M-604 en dirección Rascafría, trascurridos 6 km en la intersección, toma la salida de la izquierda en dirección M-969. Se encuentra a 82 km de Madrid. En transporte público, el nº 194 de Continental Auto desde Plaza de Castilla. Tel. de Continental Auto: 91 314 57 55. Esta ruta circular, de menos de 5 km. y sin apenas desnivel, recorre uno de los paisajes más característicos de Garganta. La ruta comienza en la Plaza de Nª Sra. de los Prados. Debemos bajar por la Calle San Isidro hasta el cruce con la Calle de Nª Sra. del Rosario, por la que llegaremos al río. Lo cruzamos y salimos del pueblo por una pista ancha de buen firme. Apenas 100 metros más adelante se incorpora otro camino que viene del pueblo. Nosotros seguimos recto. El camino discurre encerrado entre muros de piedra que limitan huertas y prados, entre los que la vegetación crece formando un espeso seto. A unos 650 m desde el inicio encontramos un camino estrecho entre muros que sale a la izquierda. Debemos seguir recto por el principal en una subida suave y continuada. Tras un par de curvas, junto a unos bancos, se tiene una buena panorámica hacia el Valle. Un poco más allá, una valla con puerta grande para el paso del ganado y un paso canadiense cortan el camino. Tras cruzarlo, la pista tuerce a la izquierda, saliendo en la misma curva otro camino que no debemos coger. A los lados del camino hay numerosas fincas dedicadas a huertas, a pastos y otras abandonadas en las que arbustos y pequeños robles comienzan a dominar. Seguimos recto continuando el suave ascenso. Unos 600 metros después del paso canadiense el camino gira a la derecha y nos permite ver las primeras vallas que delimitan el área de la Ermita. Al poco esta valla se interrumpe con un paso canadiense y una puerta metálica por donde abandonamos el camino principal para dirigirnos hacia la Ermita. Tras cruzar el arroyo el camino se abre en dos. El de la izquierda nos conduce a la Ermita viendo alguna de las mejores panorámicas de esta ruta. La Ermita se encuentra rodeada de fresnos y robles bajo cuyas sombras hay mesas, bancos y una fuente. Retrocedemos sobre nuestros pasos para dejar la Ermita y llegar al aparcamiento, del que saldremos por un paso canadiense. Subimos una pequeña cuesta y llegamos a la Presa de Sardalinde. El camino gira a la izquierda, ignorando el que sube hacia el Mondalindo. A partir de aquí regresaremos hacia Garganta casi en constante descenso. El camino sigue una amplia vía pecuaria enmarcada entre muros de piedra. Fresnos trasmochados, robles, arces de Montpelier, sauces, rosales, etc. que ofrecen refugio a innumerables especies de pequeños animales. A 1,5 Km. de la Presa encontramos un paso canadiense y el camino cambia a asfalto. A la izquierda se abre el acceso a la Casona del Valle y al polideportivo y piscina municipal. En apenas 500 metros llegaremos a Garganta tras haber pasado un parque infantEste paseo de casi 5 Km. comunica Garganta y El Cuadrón por una ruta cómoda, sin apenas desnivel. El recorrido nos descubre un paisaje ganadero en el que dehesas, prados, mangas y pilones unidos por cañadas y veredas tejen un mosaico único. Parte de la Plaza San Pedro, donde está uno de los Potros de Herrar mejor conservados de la Sierra Norte. Tomamos el Camino de El Cuadrón, asfaltado en su tramo inicial. Pasamos junto al antiguo cementerio, ignorando las calles que salen a nuestra derecha. Salimos del casco urbano de Garganta y vemos el camino ancho y de buen firme que apunta hacia el Norte. Después de unas naves ganaderas encontramos un pilón para que el ganado beba. Estamos en las Eras, donde antiguamente se trillaba el grano. Dejaremos unas edificaciones a nuestra derecha y encontraremos un cruce con un camino que se abre a la izquierda y otro que sube hacia la derecha. Tomaremos este último pasando junto a otro pilón. Tras un breve repecho el camino llanea sobre la falda del cerro de Cabeza de El Cuadrón con el valle a la izquierda enmarcado por los Montes Carpetanos. Desde este punto se puede contemplar desde el Mondalindo a nuestra espalda hasta el Puerto de Somosierra al frente. A lo largo de la ruta el paisaje está dominado por montañas de suaves cimas en cuyas laderas forman espesos bosques pinos y robles. En el valle, fresnos, sauces y otros árboles sobresalen entre los prados y se confunden entre interminables muros de piedra.
Puntos de interés
Inicio de ruta
Inicio de ruta
Fin de ruta
Fin de ruta